La administración es la base del éxito

Si estás planeando poner un negocio o ya lo tienes pero quieres hacerlo crecer, hay varios puntos importantes que debes tomar en cuenta a la hora de gestionar:

Para que tu negocio funcione es indispensable que tengas una buena administración en sus finanzas. Debes planificar, organizar, dirigir y controlar el uso de los recursos y las actividades de trabajo con la finalidad de que el negocio esté en constante crecimiento.

Dueño y administrador

Como dueño, debes asumir la responsabilidad de vigilar los movimientos económicos que se realizan dentro de tu establecimiento y una de las mejores formas de mantener todo organizado es elaborar un informe periódico para tener un registro claro y cronológico de las inversiones y las ganancias.

Existen tres formas de aumentar tu capital: con inversiones de los accionistas, solicitando préstamos y teniendo buenas ventas; sin embargo, para garantizar el éxito de tu negocio es indispensable conservar un balance entre los costos y los ingresos.

Saber vender

Este punto es muy importante, ya que el progreso de tu negocio depende del éxito que tengas en tus ventas, por lo que es necesario que consigas clientes mediante estrategias como el marketing, la publicidad o el networking, siempre enfocándote en la calidad de tu servicio o producto.

Si el giro de tu negocio lo permite, vender a crédito es una opción para generar confianza con tus clientes, además garantizas un ingreso mensual específico. No obstante, es fundamental conocer el estado financiero de tus acreedores y llevar un registro preciso de las cobranzas, de esta manera evitarás confusiones y tendrás las cuentas claras.

Es importante estar preparado para cualquier tipo de imprevisto, por lo que te recomendamos tener un monto de dinero ahorrado del que puedas disponer exclusivamente en caso de alguna emergencia.