La contraseña del SAT, antes conocida como CIEC (Clave de Identificación Electrónica Confidencial), es un mecanismo de acceso a diferentes aplicaciones y servicios en línea que ofrece el SAT. La contraseña está conformada por tu RFC y una palabra clave para identificarte.

Si aún no cuentas con ella puedes realizar el trámite en línea en el portal del SAT  o en alguna de sus oficinas. Para tramitarla desde tu negocio necesitas:

1. Estar inscrito en el RFC.

2. Presentar una identificación oficial vigente (original y copia). En caso de personas morales también se debe presentar original y copia del poder notarial, que acredite la personalidad del representante legal.

3. Contar con una cuenta de correo electrónico vigente.

Si olvidaste tu contraseña la puedes recuperar dando clic aquí , selecciona en el menú “Servicios” –> “Contraseña” –> “Restablecer”. Al momento de cambiarla, ten a la mano tu firma electrónica o la cuenta de correo con la que te registraste.

La seguridad de tus datos es muy importante

Probablemente te has preguntado por qué en Konfío pedimos la contraseña como requisito para solicitar un préstamo y la respuesta es simple. Al compartirnos el acceso de solo lectura a tus facturas, podemos calcular un préstamo personalizado y ofrecerte la opción de financiamiento ideal para tu negocio.

Ventajas de ingresar tus datos del SAT

Cuando ingresas tu RFC y tu Contraseña SAT (CIEC) te ofrecemos los siguientes beneficios:

1. Personalizamos tu crédito para que vaya de acuerdo al tamaño de tu negocio

2. Calculamos qué tanto puedes pagar quincenal o mensualmente para que no te metas en apuros

3. Te ofrecemos una tasa de interés conveniente para que tu negocio sea productivo y puedas crecer

En Konfío tu información está siempre protegida. Lo más importante para nosotros es que sientas seguridad y encuentres el producto financiero que haga crecer tu negocio.