El crédito sin duda es una herramienta que te permitirá acelerar el crecimiento de tu negocio si lo utilizas de manera adecuada. Pero también una falta de control en tu deuda puede convertirse en un enemigo que lleve tu negocio al fracaso.

De acuerdo con información del Instituto Eugenio Garza Lagüera, del Tecnológico de Monterrey, las principales causas del fracaso de la Pymes son la falta de ingresos y la deficiencia en su planeación.

Te comparto 5 consejos que te ayudarán a  controlar tu deuda e impulsar el crecimiento de tu Pyme:

1. Arma un presupuesto

Tener claros tus ingresos y gastos te permitirá tomar decisiones más acertadas al momento de solicitar un crédito o pagarlo. Ya que tengas identificado el monto de tu ganancia podrás conocer la capacidad de pago que tiene tu negocio.  La fórmula es la siguiente: Ingreso – (gasto + ahorro) = Capacidad de pago

2. Convierte tu deuda en ganancia

Utilizar el crédito en capital de trabajo hará que el dinero que solicites se convierta, más que en una deuda, en una inversión que hará crecer tu negocio. Tener una proyección de cuándo recuperarás el dinero te permitirá controlar el nivel de endeudamiento que puede soportar tu negocio.

También puedes ver: Utiliza el Buró de crédito a tu favor  

3. Domicilia tus pagos

Acércate a tu institución financiera para que descuenten el pago de tu crédito directamente, así no olvidarás tus pagos y no sumarás intereses extras que se generen por ello. Te recomiendo que lleves un calendario de fechas y pagos, planifica para que el dinero que se descontará de tu cuenta esté completo siempre.

4. Evita saldar una deuda con otra

Si llegaste al punto en que no puedes pagar tus deudas lo más recomendable es que armes una estrategia para pagarlas  y evites que siga creciendo. Obtener un nuevo crédito te ayudará de forma momentánea pero al final del día es una deuda que tendrás que seguir pagando. Aquí te comparto un plan de 5 pasos para liquidar tus deudas.

5. Venda más, gasta menos

Este último consejo está totalmente ligado al punto uno. Ya que tienes detectados tus ingresos (ventas) y egresos (gastos) será más sencillo determinar estrategias que te permitan incrementar tus ventas o reducir costos. Un plan financiero te permitirá tener un diagnóstico de tu negocio y tomar mejores decisiones.