Buscar financiamiento para tu negocio durante su primer año de operaciones puede ser el motor que te ayude a impulsarlo. Sin embargo, hay diferentes factores que debes tomar en cuenta para que el crédito se convierta en tu aliado. Varias de las grandes empresas que conoces se consolidaron en sus inicios gracias a pequeños préstamos.

Jerry Baldwin, Zev Siegel y Gordon Bowker, socios fundadores de la cadena Starbucks, arrancaron operación invirtiendo 1,350 dólares cada uno; poco después obtuvieron un préstamo por 5,000 dólares para adquirir diferentes granos de café y diversificarse. Hoy son la compañía de café más grande del mundo y abren una tienda cada día.

Sam Walton, el fundador de Walmart, solicitó un préstamo a un familiar para invertir en su primer tienda. Al adquirirla enfocó sus esfuerzos para ofrecer precios más bajos a sus clientes y consiguió reducir los costos de sus proveedores, logrando incrementar en un 45% sus ventas durante el primer año. Actualmente con más de 2 millones de empleados, es una de las corporaciones más grandes del mundo.

¿Qué tienen en común estas grandes empresas? Utilizaron el crédito para su beneficio e implementaron una estrategia clara para hacer crecer sus negocios. Antes de solicitar un préstamo que te ayude a mejorar la productividad de tu negocio, te recomendamos que tomes en cuenta estos 3 aspectos.

1. Detecta el ciclo de tu negocio

Las etapas que vive un negocio son nacimiento, desarrollo, crecimiento y sustentabilidad. Tener claro en qué punto estás te ayudará a crear una estrategia enfocada para lograr el éxito en cada etapa. El tiempo que dura cada una depende de cada negocio y de cómo tú aceleres su crecimiento.

etapasn_fb-01

2. Determina qué y cuánto necesitas

Haz un plan financiero y calcula cuánto dinero necesitas y en qué lo vas a invertir.  Si quieres que tu negocio sea sostenible y no sufra por deudas, sé realista. Al final es dinero que vas a tener que pagar en algún momento. Te aconsejo que la estrategia la enfoques en hacer que tu producto se diferencie de la competencia y genere valor al cliente.

3. Evalúa tus opciones

Conoce los tipos de financiamiento que existen y elige tomando en cuenta diferentes factores como la tasa de interés, el plazo y la documentación que necesites. Elige un préstamo que puedas liquidar analizando la capacidad de pago de tu negocio.

Recuerda que al hacer historial crediticio a nombre de tu negocio, puedes tener acceso a mejores tasas y plazos más largos.